14/3/11

La hija


Anoche, en una discoteca de primer nivel, conquisté a una señora madura de 57 años.
Tenía buen aspecto y no estaba nada mal, era muy guapa, elegante, distinguida y sin querer, me encontré pensando que quizá tendría una hija preciosa de unos 30 años.
Tomamos unas copas más, nos hicimos algunas caricias fogosas y me preguntó si había tenido un “Doble Deportivo”.
- ¿Qué es eso? le pregunté.
- Es un trío con madre e hija, me contestó.
- ¡¡¡Le dije NO, muy excitado!!!.
Tomamos unas copas más y me dijo que esta era mi noche de suerte y fuimos para su piso (pensé para mis adentros si se me haría realidad lo de la hija preciosa que imaginé, ese sólo pensamiento me excitaba más).
Llegamos a su edificio, en un barrio muy elegante…
Subimos en un ascensor directo a su piso, luego entramos (se me aceleró el ritmo cardiaco imaginando al monumento de hija que tendría), se quitó los zapatos y los tiró sobre la alfombra.
Encendió la luz del vestíbulo, admiré la sala, era todo de muy buen gusto, la decoración, los muebles, la vista…Empezó a desvestirse lentamente y luego gritó:
- Mamà, ¿todavía estás despierta?

Etiquetas:

1 Comentarios:

Blogger sonia dijo...

NO TENGO PALABRAS... PERO NO PUEDO SUBSCRIBIRME.
PODRIAS AYUDARME???

marzo 14, 2011 7:13 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal